viernes, 19 de febrero de 2016

Acerca de Change.org

Supongo que sabrán perfectamente qué es Change.org. Esa organización que va recopilando firmas para causas iniciadas particularmente. La conocí hará unos tres años atras, y me entusiasmó. Fui recibiendo periódicamente sus propuestas, y a veces las encontraba en otros lugares aunque no me llegaran. He firmado casi todas, chocándome siempre con su invitación para iniciar una petición propia.

Hoy llego a la conclusión de que es algo típicamente yanqui, como por ejemplo, todo eso que les hace creer a su población que cualquiera puede llegar a presidente de los Estados Unidos.

Es fácil entusiasmarse con la descripción de los miles y miles de firmas que pueden acumularse mas o menos rápidamente para impulsar una causa. Pero si se les ocurre iniciar una petición, ahí es donde se empieza a descubrir la realidad. Van poniéndo un cartelito detras de otro, proponiéndo interesar a medios, TV, periódicos... ponerse en contacto con organizaciones que se dediquen a temas como el que se está proponiendo... hablar con funcionarios que puedan impulsar la propuesta... 

En fin, que la cosa puede funcionar siendo alguien con muy buenas relaciones. Pero si sumando familiares, algunos vecinos y compañeros de trabajo no se llega ni siquiera a 90 firmas... ¡¡ahí murió todo!!  O sea que quien puede conseguir varios cientos de miles de firmas es alguien muy bien posicionado, que no necesita de pobres infelices que le lleven el apunte. Así que me borré de Change.org. porque tipos que mueven millonadas de voluntades no necesitan que yo les "cultive la quintita" con una firma mas o una firma menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario